La visión del evangelio por muchos años se ha malentendido como una forma en la cual Dios te ama para prosperarte. Pero para entender esto de una manera correcta quiero comenzar este artículo con las sagradas escrituras.

“Es el mensaje acerca de Su Hijo, que nació de la descendencia de David según la carne, y que fue declarado Hijo de Dios con un acto de poder, conforme al Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos: nuestro Señor Jesucristo.”
Romanos 1:3-4.

El verdadero evangelio es Jesucristo muriendo en la cruz como sacrificio perfecto al pago del pecado de la humanidad. Y solo a través del arrepentimiento de nuestros pecados podemos experimentar el amor y plan redentor de nuestro creador.

Él es el sacrificio por el perdón de nuestros pecados, y no únicamente por los nuestros, sino por los de todo el mundo.
1 Juan 2:2

Al hablar de Evangelio de la prosperidad básicamente nos referimos a un falso evangelio que está enfocado en la satisfacción superficial de la humanidad.

Talvez has escuchado frases como:

  1. Yo decreto cielos abiertos.
  2. DIOS no aceptamos un NO por respuesta
  3. El que no diezma no entra al cielo
  4. Dios quiere prosperarte en gran manera, pero tienes que creer.

 

Dios obviamente quiere bendecir a sus hijos, pero el propósito de nuestras vidas no es disfrutar cada día como si fuera el último, no es llenarse de riquezas. El propósito de nuestras vidas es conocer a Jesucristo como nuestro salvador y señor.

En la actualidad este falso evangelio ha evolucionado y se ha convertido en una fábrica de sub falsos evangelios que denigran la integridad de la iglesia.
Muchos de los creyentes de estos falsos evangelios están vacíos totalmente, están en una búsqueda espiritual de riquezas.
Abren la biblia para condenarse y malinterpretar el real evangelio.

Y la verdad es que la causa de toda búsqueda de riquezas materiales es la falta de Jesús en nuestras vidas. En sus corazones hay pecado que necesita ser confesado.

El evangelio de la prosperidad es un circo, un espectáculo orquestado por personas que buscan desafiar la soberanía de nuestro Dios.

Estas son siete señales de este falso evangelio.

  1. Enfoque en la prosperidad material
  2. Ofrendas | Siembra a cambio de una mayor riqueza.
  3. La fe obliga a Dios a hacer todo lo que queremos.
  4. Profetizan cielos abiertos
  5. La enseñanza es positiva sin búsqueda del arrepentimiento de pecados.
  6. Están enfocados en crecer las construcciones de la iglesia y no en apoyar las misiones.
  7. Rechazan la soberanía de Dios.

 

Dios no es un amuleto de buena suerte, ni algún banco el cual podemos sacar nuestros ahorros espirituales. Todo lo que tenemos materialmente es por la gracia de Dios, no por las obras que hagamos. TODO ES GRACIA
El abrir nuestros ojos cada mañana y tener la oportunidad de alabar a Dios es una bendicion. La bendicion más grande es ser redimido por el sacrificio de Jesús en la Cruz.

Oro para que el Dios padre, te guie y cuide de ti. Él haga resplandecer su luz sobre tu vida y te dé paz en medio de estos tiempos de confusión. Dios te ama y tiene un plan increíble para tu vida, pero a causa del pecado no podemos experimentarlo, estamos separados de Dios.

Jesucristo vino a morir como pago al pecado de la humanidad y solo a través de Jesús podemos experimentar ese amor y plan de Dios.

Jesús es la respuesta.