El mundo en el que vivimos es interesante. Todo nuestro entorno nos vende paz y estabilidad, nos promete nuestros deseos y anhelos. Somos la generación más rica que han existido en la tierra, pero también somos la más temerosa. Miedo a la muerte, miedo a la enfermedad, miedo al conflicto, miedo al compromiso, miedo a lo que sea.

Todo es un negocio. | El miedo es el marketing perfecto

Mira a tu alrededor, en las redes sociales o en las noticias, encontrarás una poderosa secuencia llena de drama, escándalo y todas las formas de ciberanzuelo. Esta secuencia está diseñada para vender. Te venden nuevos productos, nuevas ideas, nuevos candidatos presidenciales y todo por medio del miedo. Incluso tratarán de venderte el evangelio de esta manera.

“Lo que está sucediendo en el mundo es muy terrible, y si no te arrepientes de tus pecados, algo malo puede sucederle a tu vida o a tu familia”.
Creyente
5 años vibrando con Jesús

ok, la idea de compartir el evangelio y que la gente se convierta a Jesús OBVIAMENTE ES INCREÍBLE. Pero lo que está mal es vender el evangelio basado en el miedo. Jesús no es un amuleto de buena suerte.

Si hablamos con los seguidores de Jesús, normalmente podemos encontrar un conjunto compartido de principios bíblicos como: La trinidad, la inherencia de la Biblia, salvado por gracia y no por obras. Pero también encontramos temas de desacuerdo – temas políticos, temas culturales recientes, incluso deportes. Pero algo en particular en lo que quiero centrarme y hablar hoy es en los creyentes que viven con miedo en una época en la que decir la verdad es un crimen.

Si miramos la vida de Jesús encontramos un viaje lleno de milagros, señales y profecías, pero también encontramos principalmente la verdad y el valor de decirla.

Si estás leyendo esto y ya has perdido amistades por decir la verdad bíblica, tus prioridades están en el lugar correcto.

Muchos creyentes hoy en día solo buscan estar seguros y en paz. Están en una zona de confort espiritual. No quieren hablar de temas fuertes porque desestabiliza su vida o porque genera tensión o porque no quieren lidiar con su propio pecado.

Muchos creyentes de hoy no se molestan en informarse. Más bien, viven basándose en lo que otros piensan o dicen. No investigan por sus propios medios. Están tan cómodos donde están que se dejan engañar por otras personas.

Y cuando llega el momento del sufrimiento a sus vidas, se alejan de Dios y entran en un estado espiritual de depresión. Sólo buscan a Jesús por sentimiento, no por fe.

En todo este capítulo de Tesalonicenses, vemos cómo Pablo nos exhorta a estar preparados, porque no sabemos cuándo vendrá el Señor por su pueblo. Nos dice que estemos atentos a todas las cosas que suceden, tomando lo que es bueno y desechando todo lo que no es del espíritu.

Pablo a lo largo de este capítulo nos da un ejemplo de lo que es estar preparado y lo que es no estarlo. Y no sé ustedes, pero cuando leo este capítulo de Tesalonicenses, encuentro muchas similitudes con lo que está sucediendo hoy en día.

Cada día hay más gente que viene a Jesús, esa es la verdad. Pero eso no significa que estén creciendo plenamente en él. Es vergonzoso como las iglesias de hoy tratan a los nuevos creyentes.

Me he encontrado con varias iglesias que han dicho cosas como esta:

Dios quiere bendecirte, y Dios tiene una palabra poderosa hoy para ti. Si lo crees, grita, aleluya, salta, muévete (Te ponen la mano en la cabeza y te empujan al suelo) “Porque obviamente necesitas hacer todo eso para que Dios te bendiga.”

Tienes que pasar un curso de 2 años para ser miembro de esta iglesia, y no puedes participar de la santa cena del Señor hasta que seas miembro.

No puedes servir con otros ministerios porque tienes que servir a tu Jerusalén, a tu iglesia. Y si quieres ser misionero, te diremos cuando estés listo.

Y hablando de música, hoy en día, las iglesias ponen canciones basadas en los sentimientos y la paz, repetitivas y con un buen ritmo para hacerte sentir mejor. NO BÍBLICAS, algunas incluso van en contra de las escrituras. Entonces, después del servicio, los miembros salen y se sienten llenos, no porque el sermón los llenó de enseñanzas bíblicas, sino porque la música de adoración los llenó de emociones catárticas.

¿Por qué hablo de esto? Porque una gran parte de la razón por la que estas iglesias se comportan así es el miedo. Y esto es triste porque su miedo les hace callar sobre cosas que como seguidores de Jesús, deberíamos realmente predicar.

SENTIMIENTOS | MIEDO | FELICIDAD SIN REGOCIJO EN DIOS

Las iglesias controlan demasiado a sus miembros y no les dejan salir y servir porque eso significa un miembro menos en su iglesia.

Los cristianos no hablan porque pierden amistades.

No hablan de la homosexualidad porque sería demasiado fuerte y podría herir los sentimientos de los homosexuales.

No hablan de los valores bíblicos porque ni siquiera existen en sus propias vidas.

Pero hablemos del próximo juego de fútbol, hablemos de la nueva versión de Fortnite o de la banda de K-pop que viene…”.

SUPERFICIALIDAD | MIEDO | IGLESIAS INSALUDABLES

Debemos afinarnos unos a otros. Debemos ser luz para nuestros hermanos en Cristo. DEBEMOS SER TEMEROSOS SOLO EN DIOS.

Como el hierro afila al hierro, así una persona afila a otra.
Proverbios 27:17

Entonces Jesús dijo a la gente: “Os digo, amigos míos, que no tengáis miedo de la gente. Pueden matar el cuerpo, pero después no pueden hacer nada más para dañaros. Yo les mostraré a quién deben temer. Debéis temer a Dios, que tiene el poder de mataros y también de arrojaros al infierno. Sí, es a él a quien debes temer.

“Cuando se venden pájaros, cinco pájaros pequeños cuestan solo dos peniques. Pero Dios no se olvida de ninguno de ellos.
Lucas 12:4-6

Ayúdanos a marcar la diferencia, juntos podemos ayudar a nuestros hermanos en Cristo.